martes, 23 de febrero de 2016

El viaje



Todos creemos saber tanto sobre la vida pero la verdad es que todos estamos improvisando. Ninguno sabe a conciencia más allá de las experiencias que ha vivido en este planeta.


Nadie sabe lo que hace, nos creemos sabios y con capacidad de juzgar por nuestra propia percepción del bien y el mal y de lo moral e inmoral.  Vivimos una vida creada por nuestros ancestros, sometidos a un sistema construido por  generaciones pasadas y por nosotros mismos, pero la verdad es que ninguno de nosotros ha estado aquí antes que la mente pueda recordar para saber realmente que es lo que debe hacer. Somos como niños experimentando el juego de la vida y aprendiendo a vivir, la vida es un viaje y al final tal vez solo importa vivir y hacerlo lo más hermoso posible para uno mismo y para todo aquel que nos rodea

Mi deseo es que este viaje, tu viaje y mi viaje sean tan puros y placenteros como sea posible, que conozcamos y vivamos plenamente el amor y la felidad, pero también el dolor y la tristeza porque sin ellos no seriamos humanos y quizás nos perdiéramos gran parte de la enseñanza y belleza de esta existencia.
Mi deseo es que cuando estemos en la orilla y listos para partir podamos hacerlo con una gran sonrisa en el alma porque aunque no sabremos qué pasará luego de que dejemos atrás este estuche almenos si supimos lo que fue vivir, poseer un cuerpo y ser humanos durante  esa fracción de segundo en que nos tocó poblar este bello planeta.

Laura Veloz